5 de febrero de 2009

Yo elijo a Sergio Fajardo como Presidente de Colombia 2010





Soy de la generación del 80, nací en pleno auge y posicionamiento del narcotráfico, los sicarios, las bombas, las masacres, el desplazamiento forzado, las caras de miedo y desolación de todo un país que no comprendía los orígenes reales del conflicto armado en el que viviamos. Tengo clavadas en mi memoria las imágenes de hileras de muertos en poblaciones alejadas del perímetro urbano, que eran mostrados por los medios de comunicación, luego de sangrientas masacres perpetradas por alguno de los grupos armados al margen de la ley. Sufría mucho tratando de comprender la dinámica bajo la cual estaba viviendo, por lo que empecé a sentir un gran interés por investigar e informarme y así intentar darle explicaciones racionales a todo lo que pasaba a mi alrededor: por eso decidi formarme como pilotologa investigadora.

Hoy a mis 29 años de edad y luego de haber pertenecido a diferentes proyectos he encontrado en la propuesta de Sergio Fajardo mi opción, la esperanza y el compromiso que tanto había buscado, la opción de ser y hacer parte de un grupo de personas sensatas que construyen país a partir de una experiencia real y aplicada en la ciudad de Medellín, la investigación sobre la viabilidad de aplicar esta a nivel macro para todo el país, ¿cómo?, recorriéndolo y estudiándolo para dar un diagnóstico que permita construir una propuesta coherente con la realidad de un país de más de 40.000.000 millones de habitantes de todas las razas, todas las edades y llenos de necesidades diferenciales.

La opcion para mi, es educar para transformar aquello que no nos permite avanzar hacia una sociedad más decente, más respetuosa del otro y de sus capacidades, más consciente de la importancia de dejar al otro encontrar sus fortalezas y sus habilidades para desarrollarse y sentirse útil para sí mismo y a la vez para la sociedad a la cual pertenece. Educarnos para comprender que no tenemos que repetir las dinámicas que durante años nos han mantenido presos de la insatisfacción, la desesperanza y el desasosiego.

Es hoy es ahora, es el momento para usar la fuerza de la esperanza que nos dan líderes como Sergio Fajardo, quién nos propone pasar del miedo a la esperanza, y ahora de esta recuperada esperanza, al compromiso.

“Ahora pasamos al siguiente reto: Entrar por la puerta que abrimos. Pasar de la simpatía al compromiso. Eso, en pocas palabras, significa: qué voy a hacer para que nuestro sueño se convierta en realidad? No basta la simpatía, necesitamos el compromiso a fondo. Tenemos que organizarnos, hacer tareas en forma disciplinada y con el gusto de siempre. Multiplicarnos. Nuestras armas para enfrentar a las maquinarias, con su gran repertorio de artimañas, son la imaginación, la creatividad, la pasión y la decencia. Vamos a liderar el cambio de nuestro país y lo tenemos que hacer desde la convicción y la coherencia, en todo momento, con nuestros principios. Ese es nuestro reto. Vamos muy bien y lo mejor está por venir: el triunfo en el 2010 de nuestros principios y propuestas. El triunfo del Compromiso Ciudadano por Colombia.”. www.sergiofajardo.com - "De la Simpatía al Compromiso". Sergio Fajardo Valderrama, 2008.

Por eso yo Ana María Parada, me comprometo conmigo misma a ser coherente con mis principios y aportar a la propuesta de Sergio Fajardo en busca del compromiso ciudadano en favor de todos los colombianos

7 comentarios:

Vannesa Correa Bifolco dijo...

Indiscutiblemente... la política necesita de la investigación y la academia... y Sergio Fajardo comparado con muchos otros políticos ha demostrado que su forma de gobierno va mucho mas allá de la típica charlataneria, basandose en investigaciones de fondo acerca de la problematicas de nuestro pais y la mejor forma de solucionarlas! Realmente vale la pena hacer que personas como él nos gobiernen! Un problematica tan fuerte como la de Medellin son prueba de la capacidad que tiene Fajardo para ejecutar políticas de cambio que involucran no solo el mejoramiento de la infraestructura, sino tambien la reconciliación y sostenibilidad economica del entorno mediante la eduación!

Ana Bradbury dijo...

Anita, envidio y admiro tu entusiasmo patriótico porque estoy lejos de tenerlo. Espero que la propuesta que están construyendo me deje callada a mi y a todos los que pensamos que la política es una cañería donde no sobreviven ni las tortugas ninja! Sabes que tienes mi apoyo todos tus proyectos señorita y gracias por darme una nubecita de optimismo!

María Fernanda dijo...

Indiscutiblemente Fajardo es un muy buen líder, pero no creo que esté listo para este país. Creo que mejor voy a votar por las tortugas Ninja.

OmarR dijo...

Anamaria!!leí tu texto…. Y los comentarios… y resulta que me identifico más con el cometario de Ana Bradbury y lo de la cañería, es más, suelo utilizar términos un poco más agresivos para referirme a la política y el defendido pero ineficaz sistema democrático que por supuesto no tiene ninguna validez en una sociedad sobrepoblada y plagada de hambre e ignorancia. Soy de los que pienso que la solución están muy lejos de las mesas de votación y de los servidores públicos con sus hipócritas intenciones filantrópicas, por supuesto al igual que Bradbury, espero que muy pronto, tu candidato o cualquier otro, pueda callarme la boca y dejar mi negativa visión por el suelo.

Chau! Muy interesante esta mecánica del blog! Algún día… tal vez algún día me anime a crear uno.

Anónimo dijo...

Me gustó lo que escribió en el Blog de Apelaez de la silla Vacía.

En este momento crucial como Ud bien lo afirma,necesitamos debatir ideas,argumentos serios y romper paradigmas caducos que favorecen el estigma y el cliché.

Creo que la silla está mal de bloguers..

laparada dijo...

Omar, gracias por tomarse el tiempo de dejarme sus comentarios, para mi es muy valioso este intercambio.
Se que no es fácil esperar que haya cambios en los temas de política, y la verdad ni yo misma los espero, lo que si puedo decir es que las personas que estamos entrando a participar en ella, lo estamos haciendo desde una aproximación diferente, y eso cambiará la formad e hacerlo.
Es muy posible que ni usted ni yo veamos los cambios, y simplemente seamos parte del proceso, pero con eso yo ya me doy por bien servida, en vez de solo criticar, que era lo que hacía antes.

laparada dijo...

Anónimo!!!

Yo si creo que los cliches le están haciendo daño a las generaciones nuevas. Creo que los argumentos tienen un fundamento, y su uso, viene de muchos años de historia,,,desde la antigua Roma. Desgraciadamente ahora no se debate con argumentos si no con denuncias, amenazas o debilidades. Y creo que eso tiene que ver, con que la política dejo de ser un ejercicio ciudadano en busca del bien para la mayoría y paso a ser, el beneficio para una pequeña minoría,,,,